sábado, 10 de noviembre de 2012

Templo de Hércules en Sevilla

HÉRCULES
Heracles (más conocido por su nombre romano Hércules) es el nombre de un héroe mitológico griego. Su padre era Zeus quien, prendado de la belleza de Alcmena, la esposa de Anfitrión de Tebas, tomó la forma de su esposo para engañarla. Fruto de esa relación nació Heracles.

Su fuerza física sería su característica más apreciada, demostrada ya desde pequeño al ahogar dos serpientes en la cuna. Cuando alcanzó la edad adulta mató al León de Citerón y se vistió con sus pieles.

Venció a los minios que gravaban a los tebanos con un pesado tributo, lo que le granjeó la simpatía de sus vecinos que le ofrecieron en recompensa a la princesa Mégera. Cuando la princesa le dio tres hijos, Hera, la esposa de Zeus, que no olvidaba la ofensa, le volvió temporalmente loco. Heracles mató así a su esposa e hijos con sus propias manos. En penitencia por esta execrable acción acudió a su primo Euristeo quien le encargó los famosos Doce Trabajos:

Ahogó al león de Nemea.
Mató a la hidra del lago de Lerna.
Alcanzó al ciervo de los cuernos de oro.
Capturó al jabalí de Erimanto.
Limpió los establos de Augias.
Acabó con los pájaros del lago Estinfalo.
Domó al toro salvaje de Creta.
Robó las yeguas del rey Diomenes de Tracia.
Venció a las amazonas y tomó el cinturón de Hipólita.
Mató a Gerión y le robó sus rebaños.
Robó las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides.
Liberó a Teseo de los infiernos.
Las Columnas de Hércules fueron un elemento legendario de origen mitológico, situado en el estrecho de Gibraltar y señalaba el límite del mundo conocido, la última frontera para los antiguos navegantes del Mediterráneo. Los griegos conocían bien el Mediterráneo, aunque dadas las considerables distancias, sus conocimientos sobre lo que se extendía en el océano Atlántico era más limitado, dando lugar así a leyendas y temores. Bajo el lema «Non Terrae Plus Ultra» los romanos asignaban el confín del continente, que si bien se asoció a Finisterre, también simbolizaba el estrecho de Gibraltar.
Hércules (reconocido como Melkart por los fenicios) fue un caudillo que venció al rey prototartesio Gerión en el delta del río Guadalquivir donde se hallaba la isla deltaica Eriteia. Por eso se cree que sus tres cuerpos son una personificación de los tres brazos que formaba el río en el Delta, en su antigua desembocadura que se hallaba en la época de Tartessos entre Coria del Río y Dos Hermanas. Otros autores han querido ver en la figura triple de Gerión el símbolo de tres ejércitos mandados cada uno por un hijo del rey prototartésico que salieron al encuentro del invasor Melkart. También se supone, en esta lucha que un antiguo culto al rey Gerión divinizado, instalado por la población prototartésica habría sido absorbido o desplazado por el Melkart fenicio o Hércules cuando estos llegan a Andalucía (s. IX a.C.) y se instalan en Cádiz ciudad cercana a Tartessos. Los fenicios dedican allí el templo famoso en recuerdo de la invasión de uno de sus héroes ancestrales, guerrero y comerciante. Este Melkart fenicio sería identificado después con el Heracles griego del que nos ha llegado su Mito a la actualidad.

Melkart dispuso en la colonia fenicia de Cádiz, de un magnificente templo famoso en todo el Mediterráneo en el que llegó a dársele culto hasta aún en el comienzo del cristianismo en España.

Respecto a la localización de la ciudad Tartessos se puede pensar que estaba entre Dos Hermanas y Coria del Río, no obstante, en todo caso, la zona del núcleo tartésico estaría entre esos dos puntos y Sevilla. Cabe señalar la existencia de una leyenda que dice que Sevilla fue primitivamente fundada por Hércules y luego refundada por Julio Cesar en tiempos de Roma. Curiosamente el monumento mas antiguo de Sevilla, al igual que el de la Coruña, se relacionan con Hércules. Nos referimos a las dos columnas de mármol situadas en la Alameda de Hércules, procedentes de un Templo Romano del segundo siglo a.C. localizado en la calle Mármoles, donde también quedan restos de ese templo, el monumento más antiguo de la ciudad como hemos indicado. Desde el año 1754 esas dos columnas de la Alameda de Hércules, prefiguran a la columnas de Hércules del estrecho entre Africa y Europa, y sostienen a las estatuas de Julio Cesar y Hércules, los legendarios padres fundadores de la ciudad. Por eso muchos historiadores consideran a Sevilla, si no la misma Tartessos, sí la heredera cultural de ella. 

 

La Calle Mármoles recibe su nombre por las famosas columnas que aún hoy se conservan de lo que fue un antiguo templo romano, reconocidos por prestigiosos historiadores por el Templo de Hércules.

Anteriormente había en este lugar seis columnas; de ellas se conservan tres in situ. De las otras tres columnas, dos se trasladaron en el siglo XVI a la Alameda de Hércules con motivo de su urbanización y remozamiento, y otra más se rompió en dicho traslado.
 

A continuación mostramos el plano de Sevilla, con la ubicación de la Calle Mármoles y las columnas de granitos allí encontradas y que son el pórtico de entrada al Templo, así como la ubicación de la Escuela Mercantil de Sevilla, emplazamiento del Santo Santorum del Templo de Hércules.

Frente a la Escuela Mercantil de Sevilla, se encuentra la Iglesia de San Isidoro. Se trata de un templo que se erige durante el siglo XIV, supuestamente sobre una antigua mezquita, y que experimenta importantes cambios y transformaciones entre los siglos XVI y XVIII.

Imagen de la Escuela Mercantil de Sevilla desde la puerta de la Iglesia de San Isidoro.

Desde la Escuela Mercantil de Sevilla, hemos pedido al Sr. D. Estanislao Naranjo Infante, Presidente del Centro de Estudios Históricos de Andalucía, que realice las investigaciones oportunas, al objeto de verificar y publicar los resultados de la investigación sobre el Templo de Hércules y su Santo Santorum, que se encontraría a pocos metros bajo tierra, en las instalaciones de la Casa-Palacio dónde se encuentra la Escuela Mercantil de Sevilla. Desde catas hasta el uso del escáner láser en 3D, se están empleando en la investigación que ya ha comenzado. El estudio también se extenderá al hallazgo de un pergamino antiquísimo, encontrado en la restauración del retablo en azulejos que preside una de las salas del Colegio, que hace pensar en el pasado de la Casa-Palacio como emplazamiento secreto de alguna Logia u Orden. 

Como aperitivo, estamos realizando una serie de capítulos con los símbolos secretos que guarda el Edificio y que pronto uniremos a las investigaciones oficiales que se están ejecutando.

Capítulo 1


Capítulo 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario